Secretos de Sevilla

Como buenos enamorados de Sevilla, decidimos empaparnos de su historia y cultura realizando una ruta turística con un magnífico guía e historiador que compartió con nosotros muchas curiosidades y secretos de la capital andaluza. Y cómo no, nos gustaría compartirlos con vosotros. Ahí van una serie de datos que harán que mires con otros ojos la ciudad hispalense.
  • Catedral. Probablemente hayas visitado la Catedral de Sevilla e incluso hayas pasado infinidad de veces por delante para ir a trabajar, comprar o pasear. Pero quizá no te hayas fijado en que la Catedral de Sevilla cuenta con numerosos detalles históricos, algunos más conocidos que otros. A nosotros nos sorprendieron estos datos de distintas partes del monumento.
    • Puerta del Nacimiento. La primera peculiaridad de la Catedral de Sevilla es que, al contrario que la mayoría de catedrales de todo el mundo, no empezó a construirse por la nave central, sino por su esquina sudoeste. Este es uno de los principales motivos de que la Puerta del Nacimiento tenga ese nombre, pues fue la primera de la Catedral en edificarse. Esta puerta, situada en la Avenida de la Constitución, está cargada de un simbolismo que no deja indiferente a nadie, aunque ni siquiera muchos de los propios sevillanos lo conozcan. Comenzaremos mencionando los detalles del tímpano de esta puerta, donde está representada una curiosa escena del nacimiento de Jesús.
Puerta del Nacimiento Catedral Sevilla
      • La ubicación del niño Jesús. El recién nacido aparece en una urna, a pesar de que en ninguna de las escrituras se habla de ella.
      • La ubicación del buey y la mula. La función que ejercen en el Nacimientos estos dos animales es la de calentar al niño, con lo que se sitúan justo detrás de él para trasmitirle calor. Sin embargo, en este tímpano, el buey y la mula aparecen encerrados en un habitáculo a la izquierda de la escena. Curioso, ¿no?
      • La vestimenta de San José. Sorprenden las ropas del carpintero, ya que no corresponden ni con su oficio ni con la época. Además, lleva puesto un gorro que recuerda al que utilizaban los masones.
      • La figura que aparece detrás de San José. Prácticamente en todos los Nacimientos aparecen las figuras de los Reyes Magos, que traen presentes al recién nacido. En este caso, aparece una figura muy peculiar (no sabemos de quién se trata), un oferente con una sonrisa irónica -casi diabólica, nos atreveríamos a decir-. En su mano derecha lleva un presente que, al parecer, es la piedra filosofal, lo que dota de divinidad al niño Jesús
    • Suelo que rodea la zona este. ¿No has reparado en que el suelo de la zona este de la Catedral es diferente al del resto? Pues esto tiene una explicación, y es que, durante muchos años, existió un lugar ubicado precisamente ahí. Se trata del Corral de los Olmos, hoy desaparecido por completo. Este fue lugar de reuniones de los cabildos de la ciudad, pero, además, llegó a ser mesón y casa de juegos. Al estar tan próximo de la Catedral -de hecho, aún se aprecian agujeros y argollas en esa zona de la pared- decidieron demoler el Corral de los Olmos a finales del siglo XVIII para dotar de más visibilidad a la Catedral y a la Giralda. Incluso Miguel de Cervantes en su obra El Rufián Dichoso menciona este Corral de los Olmos.
    • Giralda. Vayamos por partes:
      • Base. La base de este alminar está construido con piedra romana. Durante mucho tiempo, se pensó que estas piedras eran lápidas romanas, demostrándose posteriormente que en realidad se trata de pedestales, como muestran las inscripciones en latín que aparecen en las mismas y los capiteles.
Base Giralda
      • Virgen de los Olmos. ¿Alguna vez habéis reparado en la Virgen que se encuentra en la Giralda? Es la Virgen de los Olmos, llamada así porque da a donde estaría el ya mencionado Corral de los Olmos. En realidad, se trata de una copia de la original, que se encuentra en el interior de la Catedral, en la Capilla de San Antonio.
Virgen de los Olmos Giralda
      • Giraldillo. Aunque se le conoce como "el Giraldillo", realmente es de género femenino, ya que representa a la diosa Minerva. Empezó a aludirse a esta figura como "Giraldillo" por ser una veleta y estar constantemente girando: "el que gira", "el Giraldillo". De ahí también el nombre de la Giralda, que antes de esto era llamada la "Giganta". Esta veleta representa la fe, el triunfo del cristianismo sobre lo musulmán, aunque sorprende que sea una diosa pagana. Hay una copia con las mismas dimensiones frente a la Puerta del Príncipe y sirvió para sustituir a la original cuando esta estaba siendo reformada.
Giraldillo
    • Puerta del Perdón. Otra puerta de la Catedral de Sevilla con varias peculiaridades es la del Perdón, situada en la Calle Alemanes. Toda esta zona del centro sevillano estaba habitada por mercaderes venidos de otros lugares de Europa, de ahí el nombre de sus calles (Alemanes, Francos, etc.). Bien fuera por motivos meteorológicos o por seguridad, muchos mercaderes cerraban sus acuerdos dentro de la Catedral, hasta que esto se prohibió. Esto mismo lo representa la escena bíblica del tímpano de la puerta: la expulsión de los mercaderes del Templo por Jesucristo.
Puerta del Perdón Catedral Sevilla

El capitel de esta puerta es de estilo mudéjar, ya que, a pesar de la decoración islámica, aparecen dos escudos de Castilla. Lo que sí se conserva de la época musulmana es la puerta, que daba acceso al patio de abluciones de la antigua mezquita. Además, esta puerta está flanqueada por dos esculturas: San Pedro y San Pablo. La segunda de estas figuras, situada a la derecha, tiene una peculiaridad, y es que tiene tres manos (si no consigues encontrar la tercera, ponte en contacto con nosotros).

San Pablo Puerta del Perdón Sevilla
    • Vítores. A la derecha de esta Puerta del Perdón, se pueden apreciar claramente unas pintadas en color rojo. No se trata de graffitis, sino de antiguas pintadas que pueden tener dos orígenes: uno académico (los recién graduados por la Universidad realizaban estas pinturas para celebrar su título) y otro marinero (aquellos que conseguían finalizar con éxito sus viajes por mar, dejaban constancia de ello de esta forma).
Vítores Catedral de Sevilla
  • Archivo de Indias. Antes de recoger toda la documentación referente a los datos de las colonias españolas, fue la Casa Lonja de Mercaderes. En la parte noroeste del edificio encontramos una cruz ante la que se hacían los juramentos antes de cerrar un negocio.
Archivo de Indias Sevilla
  • Plaza de Santa Marta. Situada muy cerca de la Catedral, esta pequeña plaza sevillana está coronada por un crucero, procedente del hospital San Lázaro. Tanto la plazuela como el callejón que nos lleva hasta ella reciben el nombre del ya desaparecido Hospital de Santa Marta, que se encontraba en esta zona. Actualmente, uno de estos portales que dan a la plaza da acceso al Convento de la Encarnación. Además, en ella están los que se dice que son los cuatro naranjos más altos de Sevilla. Su altura, claro está, se debe a que han crecido buscando la luz que le falta a la plaza. Este lugar del Barrio de Santa Cruz es poco conocido por los turistas y en él se respira una tranquilidad inusual en la ciudad.
Plaza Santa Marta Sevilla
  • Torre de la Calle Córdoba. Esta torre de la famosa calle hispalense esconde un secreto con mucha historia. Entre humo de incienso, mareas de gente ataviadas con bolsas de rebajas y algún que otro cubo de la basura, se encuentra la puerta del alminar de la primera Mezquita Mayor de Isbilya. Se sabe que los vikingos llegaron a Sevilla tras devastar varias zonas de España y Portugal, reduciendo a cenizas también la ciudad hispalense. Sin embargo, hubo algo que se les resistió, y fue esta Mezquita Mayor, a la que intentaron destruir sin éxito varias veces hasta que fueron derrotados.
Alminar Calle Córdoba Sevilla
  • Casa de Velázquez. Debido a su trabajo como pintor de la Corte, Velázquez dejó su ciudad natal, Sevilla. Es por esto que muchos desconocen el verdadero origen del pintor sevillano. Velázquez pasó su infancia en esta casa sevillana, en la Calle Gorgoja nº4, en una zona donde residían personas que se dedicaban al arte del vino, y es que, de hecho, su padre fue vinatero. Años más tarde, esta casa fue utilizada como museo de arte, antes de que los diseñadores Victorio y Lucchino la compraran para utilizarla como su taller de costura. Más tarde, fue embargada y actualmente se encuentra deshabitada. 
Casa de Velázquez Sevilla
  • Cisternas romanas. Seguro que muchas veces habéis pasado por la Plaza de la Pescadería y habéis visto una especie de plataformas de hormigón y algo parecido a una boca de metro. Pues bien, estas -feas- estructuras estaban preparadas para que la gente visitase un nuevo descubrimiento histórico: unas cisternas romanas que dotaban de agua a las termas descubiertas en la Cuesta del Rosario. Muy poca gente conoce lo que albergan estas estructuras y, de hecho, nadie llegó a visitarlas, a pesar de que el Ayuntamiento "facilitase" su entrada. En definitiva, construyeron una entrada a estas cisternas que siempre permaneció cerrada. 
  • Plaza de San Pedro. En esta plaza se encontró la primera fábrica de tabaco de Europa. Y es que se cuenta que uno de los posibles orígenes del cigarrillo nació en Sevilla. Cristóbal Colón introdujo el tabaco en Sevilla tras su viaje a América, y los nobles lo fumaban en forma de puro. Al ser demasiado fuerte, muchos no lograban acabárselo entero y lo tiraban a la calle. El pueblo cogía estos restos, molía el tabaco y lo liaba en papel. No sabemos del rigor histórico de este hecho, lo que sí sabemos es que tiene sentido, ya que el único puerto español por entonces era Sevilla. Y ahora vayamos a la imagen que hay sobre la pared de la Iglesia de San Pedro.
Iglesia de San Pedro Sevilla

La imagen representada en estos azulejos es las "Ánimas benditas del purgatorio de San Pedro". Aparecen representadas varias ánimas esperando en el purgatorio, esperando la ascensión al cielo tras realizar alguna buena acción, a través de rezos o de limosnas (curiosamente, justo debajo de la imagen en azulejos, encontramos una hendidura para realizar limosnas...). Además, existe una leyenda oculta en esta imagen. Hay un jilguero oculto entre estos azulejos, y se dice que quien lo encuentre, se casará próximamente. Os animamos a buscarlo (y ya sabéis, si no lo encontráis, comentadnos y os ayudamos).

Comentarios

  1. Que interesante!!
    Seguro que muchos han pasado por allí y no se han parado a observar todos esos pequeños detalles con tanta historia.

    Quería visitar Sevilla en otoño-invierno y vuestra entrada me ha venido como anillo al dedo 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Marta! :) Nos alegramos mucho de que te haya gustado y de que te vaya a servir de ayuda.
      Espero que disfrutes de tu visita, ya nos contarás.
      Un abrazo :)

      Eliminar

Publicar un comentario

¿Ruegos, preguntas o sugerencias? ¡Te leemos!

Entradas populares de este blog

Mitos y leyendas de Portugal

Fregenal de la Sierra: tradición, gastronomía y fiestas en plena naturaleza

Tipos de café en Portugal