jueves, 2 de junio de 2016

Cáceres: donde se aúnan culturas, gastronomía e historia

Cáceres es una de las dos capitales de provincia con las que cuenta la comunidad autónoma de Extremadura. En 1986 la UNESCO la condecoró con el distintivo de Ciudad Patrimonio de la Humanidad. El Consejo de Europa declaró su Ciudad Monumental como el 3er Conjunto Monumental de Europa. En el año 2015 fue Capital Española de la Gastronomía. Es, además, una ciudad universitaria, por lo que el ambiente juvenil es fantástico durante los meses de curso académico. Sin duda alguna, por todo ello y por mucho más, Cáceres es una visita obligada para todos los amantes del turismo, de la cultura y de la buena gastronomía. Aquí te contamos nuestra experiencia, y esperamos que te anime a moverte hasta allí:

Plaza Mayor de Cáceres

¿Qué visitamos?

  • Plaza Mayor. Es un espacio espectacular en el que convergen algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Cuenta con uno de los principales accesos al Casco Histórico cacereño, y desde ella se pueden observar parte de la muralla, la torre de Bujaco, el arco de la Estrella y la torre de los Púlpitos. En la zona sur se sitúan el Ayuntamiento, el foro de los Balbos y el comienzo de la conocida calle Pintores, la más comercial de Cáceres. Además, la Plaza Mayor y sus alrededores cuentan con multitud de restaurantes, cafeterías y bares de copas. Visitarla merece la pena, tanto de día, como de noche.
Plaza Mayor de Cáceres

Ayuntamiento de Cáceres
  • Casco Histórico. Constituye uno de los mayores atractivos de esta ciudad extremeña. Declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, está formado por edificios de la Edad Media y del Renacimiento. Pasear por sus calles de piedra en mitad de la noche es un placer que solo conocen bien quienes han podido disfrutarlo (y si no eres uno de ellos, ya estás tardando). Recomendamos especialmente la visita a este lugar en el mes de noviembre, cuando se celebra el conocido como Mercado Medieval de la ciudad. Veamos algunos de los sitios más destacados:
Casco Antiguo Cáceres
    • El Arco de la Estrella. Una vez que cruzas este magnífico arco, parece que viajas a otra época. Data del siglo XV y es el más conocido de la ciudad, ya que permite acceder desde la Plaza Mayor al Casco Histórico. Se dice que, gracias a su peculiar forma, los carruajes podían pasar con mayor facilidad por él y acceder a la Torre de Bujaco, situada justo al lado. El arco está coronado con un templete que contiene la imagen de Nuestra Señora de la Estrella, acompañada por un farol también en forma de estrella (de dónde viene el nombre de la construcción es evidente, ¿no?). 
    Arco de la Estrella, Cáceres

    Arco de la Estrella, Cáceres
    • Iglesia de San Juan Bautista. Iglesia de estilo gótico construido durante el siglo XIII, aunque sufrió numerosas reformas.
Iglesia de San Juan Bautista

Iglesia de San Juan Bautista
    • Concatedral de Santa María. A partir de un edificio mudéjar del siglo XIII, esta concatedral se terminó de construir entre los siglos XV y XVI. Se encuentra en Santa María, donde confluyen la Plaza del mismo nombre y la Plaza de los Golfines. En torno a ella se levantan múltiples edificios monumentales, entre los que están el Palacio de Carvajal, el Palacio de Hernando de Ovando, el Palacio Episcopal y el Palacio de los Golfines, por citar solo algunos de ellos. Además, se encuentra la estatua de San Pedro de Alcántara, a la cual acuden todos los universitarios a besar sus pies, ya que "da buena suerte" de cara a sus exámenes.
    Concatedral de Santa María

    Palacio Episcopal

    San Pedro de Alcántara
    • Plaza de San Jorge. Está presidida por la Iglesia de San Francisco Javier o Iglesia de la Preciosa Sangre y desde ella se puede acceder al aljibe más grande de la ciudad. En esta plaza se encuentra una estatua de San Jorge, patrón de la ciudad, matando al dragón.
Estatua de San JorgePlaza de San Jorge
    • Judería vieja. Barrio judío identificable por edificios modestos y bajos, todo lo contrario de los palacios y edificios del casco antiguo.
Judería Vieja Cáceres
  • Museo de Cáceres. Está ubicado en el antiguo Palacio de las Veletas, del siglo XV. Este palacio se construyó donde se encontraba el antiguo alcázar almohade, y fue la residencia de la familia Ulloa. A pesar de que el museo alberga colecciones importantes de arqueología y bellas artes, entre otras, la joya de la corona es el imponente aljibe. Se considera el aljibe más importante y mejor conservado de toda la Península Ibérica. Varias de sus 12 columnas son de origen romano, lo que da aún más valor a este importante monumento.
Museo de Cáceres
  • Casa Museo Árabe Yussuf al Burch. Casa datada del siglo XII, donde los cimientos y el baño son de origen romano. Conserva vestigios árabes, ya que, al parecer, perteneció a algún mercader musulmán.
Casa Museo Árabe

Casa Museo Árabe
  • Cueva Maltravieso. Situada a las afueras de la ciudad, es el monumento más antiguo de la ciudad. Se trata de una cueva que cuenta con más de 350.000 años.

¿Dónde comimos?

  • Restaurante Botein. Sin duda alguna, se trata de uno de los mejores restaurantes de la ciudad. El local está dividido en dos secciones, una de tapería y otra de restaurante. Optamos por la zona de las tapas, donde pedimos croquetas de patatera, pulpo asado con almondrote y pimentón, y bacalao a la cacereña. Todo estaba espectacular y estamos deseando volver.
Restaurante Botein

Restaurante Botein
  • Gastro Pizarro. Situado en pleno centro de Cáceres, concretamente en la Calle Pizarro, encontramos este fantástico lugar. Lo cierto es que salimos encantados de allí debido a su gran servicio y a su espectacular cocina. Mientras salían los platos que pedimos, nos pusieron varias tapitas, una de champiñones con patatas y una copa con una especie de ensaladilla que estaba muy rica. A continuación, empezaron a traernos nuestros platos: primero, unas croquetas monacales de bacalao y espinacas (5 unidades, 6€), en las que destacaba su color verde y estaban muy ricas; segundo, arroz violeta con setas de temporada y gambones (7€), donde nuevamente nos sorprendió el colorido del plato, además de su gran sabor; y, por último, un tataki de atún y texturas (6€), muy muy rico acompañado de diferentes salsas (frambuesa, mango y lombarda).
Gastro Pizarro

Gastro Pizarro

Gastro Pizarro

Gastro Pizarro
  • Tapería La Iguana (Cerrado). Situada cerca del Palacio de Congresos, es ideal para tapear rico y barato. Si algo destaca en los bares de la zona de Cáceres es la oferta de litro de cerveza + ración. Pues bien, aquí puedes acompañar tu litro con pizzas, raciones o hamburguesas. Las pizzas son caseras y están muy muy ricas, y si venís con hambre, siempre podéis pedir su famosa hamburguesa Gozzila de ¡más de 1'5kg!
Tapería La Iguana
  • Bar La Pizarra (Cerrado). Como su propio nombre indica, lo más destacable de este bar son sus pizarras de tapas. Puedes elegir entre muchos tipos de tapa, y las que nosotros probamos estaban bastante bien.
Bar La PizarraBar La Pizarra
  • El Paladar de Felisa, Calle de Sergio Sánchez, 10. Situado muy muy cerquita de una de las calles de más movimiento de Cáceres, la calle Pizarro, se encuentra este maravilloso lugar. Además de lo curioso y llamativo de su localización y decoración (se encuentra en una antigua casa donde cada compartimento es un comedor), se come de vicio y nada caro. Entre otras cosas nos quedamos con sus croquetas de fideos con torta y las de jamón y pollo, y su hamburguesita de pulpo.

  • Restaurante Sal y Pimienta. Algo alejado del centro de ciudad, pero de donde salimos muy satisfechos. Con tu consumición, te dan a elegir entre las tapas que tienen en el mostrador, como ocurre en Salamanca. Pedimos dos trocitos de pizza, que parecía casera y estaba bastante buena. Más tarde nos decantamos por el carpaccio de pulpo y por unos burritos, y acertamos con la decisión.
Restaurante Sal y PimientaRestaurante Sal y Pimienta

Restaurante Sal y Pimienta
  • Restaurante Bartolo. Si lo que os apetece es pizza o comer en abundancia por poco dinero, el Bartolo es vuestro sitio. Gran variedad de menús y pizzas ricas y baratas. Además, si no os apetece moveros de casa, os llevan la comida a domicilio.
  • Bar Las Claras. Situado en pleno casco histórico, es un sitio ideal para tomar algo en su esplendida terraza. Cuentan con una gran variedad de cervezas artesanales e internacionales y, recientemente, han elaborado su propia cerveza que puedes probar por un módico precio.
  • Bar 19 días, Plaza de la Concepción, 13. Para echar unas cervecitas o, incluso, para tomar unas raciones, os recomendamos el 19 días. Como podréis imaginar, se trata de un local "dedicado" al gran Joaquín Sabina. Letras de sus canciones decoran las paredes y su música ambienta un bar al que recomendamos ir.
  • Tapería Zalacaín. También por la zona del Palacio de Congresos, se encuentra esta tapería en un rinconcito. Con nuestra cervecita nos pusieron para picar unos filetitos rusos que nos vinieron muy bien para ir abriendo boca. Además, pedimos tres tapas: una de croquetas caseras, una de bacalao a la dorada y otra de solomillo con salsa de pimientos y champiñones. Fuimos atendidos con amabilidad y la comida estaba deliciosa.


¿Dónde nos quedamos?

Hotel H2 Cáceres (**), Calle Pintores. Situado en una de las calles más importantes de la ciudad y a tan sólo 100 metros de la Plaza Mayor. El hotel está muy bien en cuanto a la relación calidad-precio y las habitaciones eran acogedoras y todo estaba muy limpio. Como única pega podemos decir que el suelo de parqué de nuestra habitación sonaba demasiado al pisar por una zona, pero por el resto todo genial y quedamos satisfechos. Y lo dicho, si algo cabe destacar es su genial ubicación, en pleno centro y a dos pasos del centro histórico de la ciudad.

¿Qué nos trajimos?

  • Cerveza Blomberg. Cerveza artesana de la provincia de Cáceres, concretamente de la ciudad de Plasencia. En la actualidad, cuentan con 4 tipos de cerveza, aunque nosotros solo encontramos estas tres: Blomberg Blanca (4,8%), de trigo, bastante rica; Blomberg Caramel (6,9%), cerveza de doble fermentación muy muy rica, y que de hecho fue la que más nos gustó de las tres; y Blomberg Blond (5%), una rubia muy refrescante. Todas las compramos en CerveZeres, una tienda de cervezas, donde las encontramos de todos los tipos y de multitud de países. El dependiente es muy majo y suele hacer catas todos los meses.
Cerveza Blomberg
  • Muchos recuerdos y cinco preciosos años de vida universitaria jeje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Ruegos, preguntas o sugerencias? ¡Te leemos!