martes, 28 de junio de 2016

Garganta la Olla: lugar espectacular que te hace viajar a otra época

Siguiendo nuestro recorrido por la comarca de La Vera y una vez que habíamos visitado Jaraíz y Cuacos de Yuste, decidimos que no podíamos volver a casa sin conocer el peculiar y famoso pueblecito de Garganta la Olla. Esta preciosa localidad, declarada Conjunto Histórico-Artístico en el año 1982, cuenta con poco más de mil habitantes. Parece que su nombre podría deberse a su ubicación, ya que se encuentra en una especie de "olla", rodeada por la sierra de Tormantos, la de San Salvador y la de San Bernabé, además de la fantástica Garganta Mayor, de visita obligada (lo del baño en sus aguas heladas ya lo dejamos a vuestra elección). Aquí os contamos nuestra experiencia:

Garganta La Olla

¿Qué visitamos?

  • Ermita del Santísimo Cristo del Humilladero. Declarada Monumento de Interés Cultural, esta iglesia situada a la entrada del pueblo fue construida en el siglo XVI, aunque sufrió importantes reformas en el XVII. Si vais en coche, os recomendamos que lo dejéis justo enfrente y os adentréis paseando por el pueblo.
Ermita del Santísimo Cristo del Humilladero
  • Casa de las Muñecas. Sin duda alguna, se trata de uno de los edificios más llamativos y famosos de Garganta la Olla. Esta peculiar casa era el prostíbulo principal del pueblo en tiempos del emperador Carlos V y hoy en día conserva el característico color azul en su fachada. Además, en el dintel de la entrada se puede ver labrada en la piedra la silueta de una muñeca. Destaca también la escasa altura de su balcón, y es que a los señores que iban a caballo les gustaba curiosear a través de él su interior.
Casa de las MuñecasCasa de las Muñecas
  • Casas típicas veratas. Junto con los monumentos principales, en Garganta la Olla destacan las casas que conservan la arquitectura típica de las construcciones tradicionales. Entre ellas, son especialmente conocidas la Casa de la Peña (construida sobre un poste de madera que se apoya en una peña o roca de grandes dimensiones -lógicamente, de ahí el nombre-), la Casa Carvajal (lugar de nacimiento de Don Pedro de Carvajal y, probablemente, la única construcción de la localidad con un escudo señorial) y el barrio de la Huerta (en él se concentran muchas de las casas que conservan la estética característica de la zona, construidas con adobe y madera). Además, algo que nos llamó especialmente la atención es que existen pequeños huecos entre casa y casa, de apenas unos centímetros, y descubrimos la razón: al ser casas de madera, si una de ellas ardía, arderían todas, con lo que se dejaban estos espacios para evitar que se propagara el fuego de unas a otras.
Casa de la PeñaCasa Carvajal

Casa Carvajal

Barrio de la Huerta

Barrio de la Huerta
  • Iglesia de San Lorenzo. Situada en la parte más elevada de esta pequeña localidad encontramos  la Iglesia de San Lorenzo, una imponente construcción del siglo XVI que sobresale en el cielo por encima de las casas, que, por lo general, son de poca altura.
Iglesia de San LorenzoIglesia de San Lorenzo

Iglesia de San Lorenzo
  • Garganta Mayor. En el corazón de este envidiable paraje natural de la comarca de La Vera, muy cerca de Garganta la Olla nos topamos con esta espectacular garganta. Recorrimos todos los alrededores y quedamos enamorados del lugar. Incluso nos atrevimos a meternos en el agua, solo apta para valientes. (Para ser sinceros, de las rodillas no fuimos capaces de pasar.) No os vayáis de la zona sin daros el gustazo de conocer este sitio.
Garganta Mayor

Garganta MayorGarganta Mayor

¿Dónde comimos?

  • Chiringuito Las Pilatillas. Encuadrado en plena naturaleza de la Garganta Mayor, se encuentra este local curiosamente decorado. Para comer pedimos una ración de medallones de solomillo de cerdo con salsa de boletus, cuya salsa estaba algo "flojita"; y un risotto con pollo y setas que estaba riquísimo. Buena relación calidad-precio, buena música y un ambiente idílico; con lo que no dudaríamos en volver.
Chiringuito Las Pilatillas

Chiringuito Las Pilatillas

¿Qué nos trajimos?

  • Caramelos "Hurdanitos". Los compramos en una pequeña tienda que hay junto a la Casa de las Muñecas. Son caramelos típicos de la zona y los venden de diferentes sabores. Nosotros elegimos los de frambuesa y lo cierto es que están de vicio.
Caramelos Hurdanitos
  • Muchos recuerdos y los pies helados, jeje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Ruegos, preguntas o sugerencias? ¡Te leemos!